11/7/10

La roja


está en las venas. Mi enhorabuena para España,
aunque
he de decir una cosa:
si a la hora de plantear una iniciativa universal, tuviéramos la roja que tenemos a la hora de celebrar un partido... ¡qué bien viviríamos! Y no sólo en España, sino en el resto del planeta. 
Hemos visto que roja no nos falta, que aquí nadie está lo bastante exhausto como para dejarse vencer. En un partido de fútbol. Pero eso, claro, no depende de nadie más que de 20 corredores en un campo. Qué fácil es sacar la roja cuando la decisión no depende de nosotros...

Pasado mañana todo habrá vuelto a la normalidad y se habrán forrado los traficantes de banderas y de cornetitas. Volveremos a quejarnos del calor que nos cae encima como una losa, y de las huelgas. De repente, nos habremos vuelto criaturas apáticas y ghettizadas pasando de todo... seres suspicaces protegiéndonos de las miradas extrañas bajo corazas de asbesto.

Habremos olvidado que dos días antes la roja se jugaba el mundial, y que si ganó fue porque hubo millones pujando por ello. Que de no haber sido por esa fe, quizá España hubiera quedado eliminada. Pero España sabía que iba a ganar. Y España lo deseaba fervorosamente: por eso ganó.

¿Seremos capaces, alguna vez, de sacar la roja para algo más que para ver como un señorito se pasea con una copa de oro alrededor de un campo?

¿Seremos capaces, algún día, de desear fervorosamente un cambio, hasta el punto de ir a por  ellos -nunca he comprendido esa expresión que se vale de dos preposiciones juntas y que suena, además, tan amenazadora- cuando se trate de poner fin a los abusos que se cometen contra la humanidad?

¿O, más bien, nos esconderemos con el rabo entre las patas, y ya sin sangre, nos sentaremos a ver con horror pusilánime la última guerra de turno sin mover un dedo para evitarla?

Pienso en esa última guerra de turno como en un partido donde pierde nuestro equipo favorito. Pienso en ti cambiando de canal. Pienso en la ceguera ya endémica del homínido que hoy compra cornetitas y mañana empezará a quejarse, nuevamente, de la crisis. Entonces cruzo los dedos: uno... dos... tres...
pido un deseo, como los niños (sin cornetita)
rezo una plegaria, como Aretta
me desgañito haciendo meditaciones y genuflexiones en el balcón, bajo las estrellas :)
me dibujo una bitácora en las muñecas y las ofrezco al cielo
y deseo, fervorosamente, que el próximo mundial lo gane la humanidad.

La sangre que corre por las venas del humano despierto es tan roja como la del ciego.

20 comentarios:

fernandoylet dijo...

En el futbol somos espectadores animando a los jugadores de uno de los dos bandos; en las guerras solo podemos ser aliados o enemigos. El pacifista pasa por anti-patriota o entreguista de la soberania; seguimos obedeciendo a los medios por temor a perder el trabajo o los amigos; pocos nos atrevemos a contradecir a nuestros lideres :o( so pena de arruinar a quienes mantenemos o ayudamos. Las voces se pueden lenvantar; pero primero hay que derrotar a los medios en su propio juego de supuesta libertad de opinion.

R.A.B dijo...

Te responderé con una cita de "El club de la lucha": sólo cuando lo has perdido todo, eres de verdad libre de elegir lo que quieres.

Temor de perder a los amigos y el trabajo... la posición, claro. La posición lograda en beneficio de una parte del mundo en detrimento de la otra. Buena jugada. Gol.

Los medios triunfan porque les oímos. Vamos, porque conviene oirles y pensar que nos perpetuaremos sobre la tierra. Así les damos poder, y a través de ellos nos damos poder a nosotros mismos. Siempre recuerdo lo que me dijo una "amiga" cuando fue lo del corralito en Argentina: "¿Cómo podeis permitir eso?", y me lo dijo ofendida, además.

Yo no añadiré nada a eso, saca tú las cuentas. Desde luego, esa persona ya no es mi amiga.

Analía unblog dijo...

A mí me dijeron que en Argentina no sabíamos gobernar y que sólo conocíamos de dictaduras... qué morro, ¿no?, cuando sabemos que acá hubo una dictadura que duró 40 años porque fue consentida. Me parece que en Europa empiezan a desesperarse: si a los ricos les baja un tanto así sus ganancias, entran a exterminar y poner barreras. Ahora, si eso le pasa al hombre/mujer de a pie que se joda, total... siempre pueden apagar su miseria en un mundial de futbol.
Saludos, Roxi, desde la albiceleste :)) acá el Diego vio la final con Cioli.
Besotes y nos veremos ya en agosto en Barna.

R.A.B dijo...

Bueno, veo que este post se desvía hacia otros derroteros,
y esa no era la intención...

Lo diré más claramente: si LA ESPECIE HUMANA pusiera su energía -que la tiene- en la decisión de un cambio RADICAL en favor de todas las especies, incluída ella misma, como lo hacemos con el fútbol... ¡qué bien viviríamos!

¿Qué tiene que ver eso con el corralito y con Franco? pasado, pisado: ahora nos toca el futuro. La pregunta es, si seguimos así ¿hasta dónde nos durará?

:+

PRIMO ESO dijo...

Llegaron los héroes a Madrid. Hércules con su hidra bajo el brazo... cojonudo.
Oléoléoléolá
Espaaaaaaaaaaaa ñaña
Oléoléoléolá
Espaaaaaaaaaaaa ñaña
Oléoléoléolá
Espaaaaaaaaaaaa ñaña

cuanto nos costará a los contribuyentes los colorines de la patrulla Águila??

R.A.B dijo...

Es un regalo del príncipe al pueblo,¿no lo has oído?

R.A.B dijo...

Es + heavy, sí, será también porque hay + pobreza.
Por cierto, que en el 78 Argentina ganó la final a Holanda. Vaya casualidad.
:+

Fackel dijo...

Frivolidades del Mundial y la reacción de un sector de la población española aparte, no quiero ni pensar en la cantidad de seres, individuos, personas, explotados y marginados que han muerto en esta vida por la Otra Roja y sin que esa Otra Roja les diera satisfacción, sino sólamente esperanzas.

Simplemente, un recuerdo. Permíteme este punto sentimental. No vaya a ser que la apropiación ligera y facilona de un color margine para siempre la intensidad del mismo pero que era Lo Otro.

Buen día, animosa.

R.A.B dijo...

La roja a la que hago referencia en el post es, obviamente, la roja universal, a la que los españoles conscientes como tú, y como tantos, se aplican cada día, más allá de la satisfaction de -por ejemplo- los Stones, Fackel...
Así pues, no sólo te permito ese punto sentimental, sino que además lo celebro.
:+

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
POSADA POIESIS

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DEL FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

R.A.B dijo...

Gracias Ramón! Mira que inspirar una poesía ya es todo un honor...
Un saludo y bienvenido a mi poiesis
:+

jcaguirre dijo...

Con todos los respetos permitidme lo que parece una broma. Si los seres humanos fuésemos capaces de coperar de buena manera estaríamos zoologicamente cercanos a nuestros primos los gorilas, los orangutanes o los bonobos. Para nuestra desgracia estamos más cerca de nuestros hermanos los chimpances... Lo mejor para comprender las pasiones y la política de los humanos es ver documentales de monos. No es broma.

R.A.B dijo...

Vaya, un comentario similar dejó Samuel en el post de abajo :D
Los chimpacés nunca me gustaron, se pelean mucho por sus bananas...
La verdad es que me parecen unas criaturas tan patéticas como algunos humanos, sin ánímo de ofender (a los chimpancés).
:P

jcaguirre dijo...

Son iguales que nosotros pasionales, violentos y vengativos. Su lado amoroso es luminoso pero sus pasiones se tuercen con facilidad. Los gorilas, por ejemplo, son mucho más tranquilos y prudentes en sus pasiones y tan luminosos como los chimpances...

R.A.B dijo...

O sea que los gorilas se parecerían más a un monje tibetano y los chimpancés al occidental caprichoso contemporáneo, siempre presumiendo de sus bananas...
Recomienda, si puedes y no te es molestia, alguna biblio o vídeo para investigarlos, Carlos.
:+:+

Anónimo dijo...

Fijaos por qué derroteros nos llevan las camisetas... del mundial a la humanidad y de la hunmanidad a los chimpancés. Vamos, que no tiene desperdicio este post :D
RAB, en el sur hay albergues muy guapos. Está el de San José de Níjar (Almería) por ejemplo... y es baratísimo.

jcaguirre dijo...

Los gorilas y los orangutanes son como monjes tibetanos. Los bonobos como libertinos tranquilos y felices, todo el día copulando y generalmente en paz unos con otros. Los chimpances como nosotros. Exactamente igual.

Hay una par de investigadoras muy famosas de las conductas sociales de chimpances y gorilas, y han hecho todo tipo de documentales integrándose ellas mismas en las comunidades de simios como uno más. A ver si doy con su nombre.

Anónimo dijo...

Luego si miras bien en la zona de Sitges también hay algún albergue... muy tranquilo además, voy a ver si puedo conseguirte las señas.
Ah y por cierto, el anónimo de arriba era yo :o)
S.

jcaguirre dijo...

jane goodall o godall tiene todo tipo de docus sobre chimpances

R.A.B dijo...

Jo, lo tenía bien fácil... Luego está Diane Fossey, pero ella se dedicaba a los tibetanos :)