17/11/10

¿Quieres ser un agente encubierto?

Una navega por la red y ve que en todas las páginas sale una leyenda: DENUNCIA ESTO. Se hace cada vez más corriente verla en cualquier página, portal o hosting. Otra aberración del Ojo Supremo: ahora resulta que todo lo que no encaje con la "ética" de las grandes empresas, los bancos, los portales-empresa que viven de la difusión de prensa cutre y toda esta urdimbre de supuesta legalidad y moralidad "de protección de datos", es denunciable. DENUNCIA ESTO se ha convertido en un síndrome de paranoia contra el prójimo: cualquiera puede denunciar a cualquiera simplemente porque no le guste su cara, porque haya dicho algo que moleste, o porque no le caiga bien. O simplemente porque no guste el color de sus guantes. La gran difusión de los famosos portales de pedofilia lo promueve y justifica, el problema es que en el saco caen también la libertad de opinión y las denuncias contra empresas delincuentes que operan libremente a través de este medio sin que haya ley que las toque. Tengo una breve lista para mencionar, pero no lo haré por ese asunto de protección de datos.

Y es que es inútil: se lo han montado tan bien que no hay indivíduo sobre la faz de la tierra que pueda hablar, denunciar u opinar por si mismo sin que salte una leyenda -sea en la red o en el bar de al lado, al fin y al cabo la red no es más que un reflejo de lo que hay fuera de la red- rezando el famoso DENUNCIA ESTO. Pero es una mentira que se protejan los datos de la gente: en realidad sólo se protegen los datos de las grandes corporaciones, y si se hace es nada más y nada menos que para que no haya pérdidas. Es decir que no es una cuestión moral: es una cuestión ética. Vamos, de ética de empresa. En definitiva: que es una cuestión de ética de mercado.

En cuanto a la pedofilia. La falta de criterio que fomenta el macroestado fascista considera que una muchacha de dieciseis años y un hombre de, por ejemplo, treinta y cinco pueda ser denunciada por pedófila. Está claro que hoy día Lolita sería una pobre niñita maltratada y Nobokov un degenerado esperando en el corredor de la muerte de las marujas asesinas (no hablo de Javier Rebollo, que cuenta con mi bendición). Olvidan, al parecer, que hasta no hace mucho las familias reales -y no tan reales- casaban a sus hijas con hombres que podían muy bien pasar por abuelos, con el único fin de asegurarse la descendencia y/o integrar patrimonios (¿variedad preculsora de las actuales fusiones?). Y que otros se casaban -o no-simplemente por amor, cuando no por gusto, porque al fin de cuentas ¿quién ha dicho que una chavala de dieciseis años no pueda enamorarse de un señor de la edad de su padre? Y viseversa, que es más corriente de lo que suele creerse: véase, sino, The reader. Nadie ponía el grito en el cielo por algo así, ni se llamaba "niñas" o "niños" a grandullones incapaces de hacerse la cama hasta los treinta años.

Sociedad infantiloide, timorata, sobreprotegida, patriarcal hasta la médula y pretendidamente desarrollada, que ha olvidado la clara distinción entre ética y moral, y que encima se jacta con una prepotencia sin parangón, de estar por encima de otras donde la sensiblidad y el orden natural de la vida siguen intactos.

En otras palabras, ¿quiere usted ser un agente encubierto? Es gratis. Entre otras cosas, colaborará en el desarrollo de la cultura, hará bien a su nación y fomentará la tasa de paro. Quedará demostrado, además, que es usted un individuo bienpensante, todo un ejemplo de moralidad y civismo. En la red y fuera de la red. (Espero que después de esto no haya alguien que me denuncie a mí, aunque... bueno, igual no sería la primera vez. También yo puedo caer en el ruedo, si total... ¡es tan fácil y divertido!).

11 comentarios:

Fackel dijo...

La manía persecutoria está a la orden del día. Las insatisfacciones y deficiencias propias se encubren con el control de las conductas del prójimo. El recurso a lo jurídico a las primeras de cambio desborda la tradición ancestral del acuerdo conversado y del pacto razonable. Gran Hermano orwelliano no resultó ser un aparato exterior, un ente monstruoso, una empresa poderosa. Estaba bajo nuestra propia piel. Pensar en un mundo de denunciantes versus denunciantes me repele.

Sabrosa ironía y bárbara precisión la que practicas en el post, RAB.

jcaguirre dijo...

Así es Roxanna. Asociar efebía y pederastia es una monstruosidad y una hipocresía. A mi y a mucha gente -es una fantasía tipica- a los 15 o 16 me habría encantado acostarme con una mujer hecha y derecha que me gustara. Otra cosa bien distinta y muy grave es la pederastia.

tula dijo...

la delación funciona muy bien en los países aterrorizados...
un beso.

RAB//. dijo...

Por todo esto NO opinar, funciona. Como funciona también opinar GUAY. Que sería lo mismo que no opinar u opinar a medias. Mejor lo dejamos como está por si las moscas, que alzarse puede traer consecuencias desagradables. Y ya que estamos y por si la moscas, ante la duda que entre todo Dios. Práctico y seguro.

Anónimo dijo...

Estoy ok con Tula, sociedad acojonada, sociedad delatora... y cómo no va a estar asustada la gente si nada de lo que tiene le pertenece, si todo lo deja en manos de bancos, financieras y "entidades" con siglas de fondo... papácultura manda, todo bajo la ilusión de una democracia que no existe.
CH-CH
postda: y para colmo vas y te metés con la pedofilio, RAB... es que vos no tenés remedio mmmmmjejej aplausos, por favor, siempre horrorizando a las mamás y a los papás de la jerarquía eclesiástica

RAB//. dijo...

Chinchu otra igual y te excomulgo! Quito tu comentario! Te modero!
Qué digo... TE DENUNCIO! :P

webmaster dijo...

Como dice David Ike en su libro 'Soy yo, Soy libre' que presentan en http://t.co/kHTVCeD y que estoy leyendo, ahora tenemos que expresarnos sin temor, porque las consecuencias de quedarnos callados [como hasta ahora] son peores; y por si nos denuncian, tenemos que estar preparados para volver a repetir lo mismo varias veces mas.

RAB//. dijo...

Ciertamente, hay algo raro dando vueltas... es un tipo de energía que creamos nosotros mismos. Desactivarla dependerá de comprometerse realmente, y de continuar en ello aún después.

Anónimo dijo...

Yo ya estoy baneado RAB... me banearon en varios foros por soltar algún chistecito que les molestó... buena gente toda, pero son los que comulgan (perdón por el sacrilegio) con el starsystem los que me tachan de "radical" y prefieren seguir a la manada por conveniencia... y quieren seguir ganando pasta a costa de la publi o van de caretas tanto por Google como en la vida real... a mí no me preocupa.Ya estoy vacunado...
CHCH

Antonio Tello dijo...

Si Mr. Orwell levantara la cabeza seguramente diría" ¡Joder, tenía razón, pero me quedé corto!.

RAB//. dijo...

jajajajajajaj... ¿te banearon Chinchu? No me extraña, viendo tu perfil... :P Igual no te preocupes que yo no te baneo.
Antonio, Orwell lo describió tipo comic y al final ha sucedido. Por suerte ya cría malvas, que sino era el primero en caer.