30/9/10

El gran viaje



Lo mejor y lo peor del gran viaje ha sido ver como las sombras se hacían añicos a mis pies. Luego he salido y he visto que estaba sola; sola bajo esa luz deslumbradora y fría.
Los demás siguen dentro, y ya no me reconocen. Pero yo a ellos sí. Y les amo por eso.

6 comentarios:

tula dijo...

Me ha encantado.
un beso,

Analía unblog dijo...

Y yo amo a la gente con coraje que no se ruboriza a la hora de admitir lo que siente y que además lo dice.
Era lo que me estaba haciendo falta y vos me lo ponés por delante, gracias!!

Anónimo dijo...

2 nada más? Que sean 3. Ta bien que deslumbre pero que sea fría no se puede tolerar: vos te merecés más RAB. Abrazos cátaloargentinos.
CHINCHU-LYN

RAB//. dijo...

Se profetiza y teoriza sobre el amor, aunque pocas veces se declare. Resulta "cursi". A mi esa contradicción me hace cortocircuito.

Stalker dijo...

Que sigan, que sigan dentro y no te reconozcan.

Es el principio del arraigo, de cierta visión.

Esto que toca

un abrazo

RAB//. dijo...

Pues fíjate qué paradoja... que sin desarraigo no haya visión.
Bienvenido Stalker.